• +34 971 213 262
  • consultas@cinib.es

    ¿Qué riesgo de enfermedades tiene la obesidad?

    Somos conscientes de que las personas con exceso de peso, incluso con obesidad se sienten bien y a su entender están “sanas”. También que no aceptan de buen grado que se hable de enfermedades que se relacionan con la obesidad y con el riesgo de padecerlas. Pero en esta ocasión vamos hablar del riesgo de padecer ciertas enfermedades a propósito de un estudio observaciones realizado en el Reino Unido con 550.000 adultos.

    Los investigadores compararon en una población de 550.000 adultos, el riesgo de desarrollar seis afecciones relacionadas con la obesidad (diabetes tipo 2, apnea del sueño, artrosis, hipertensión, dislipidemia y angina inestable / ataque cardíaco) entre quienes perdieron peso y quienes no, durante un promedio de 8 años de seguimiento.

    Las personas con obesidad que pierden peso de manera mantenida son capaces de reducir el riesgo de padecer ciertas enfermedades. Esta afirmación ha sido demostrada en un estudio observacional realizado sobre más de 550.000 adultos (edad promedio de 51 años) con sobrepeso (IMC de 25 a 30 kg / m2) u obesidad (IMC de 30 o más) entre enero de 2001 y diciembre de 2010 en el Reino Unido y presentado en el Congreso Europeo e Internacional sobre Obesidad.

    En este trabajo sobre más de 550.000 adultos en atención primaria en el Reino Unido se cualifico el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 en un 42%-44%, pero también es conocida la mejora de la diabetes con cifras de glucemia normales que permiten la retirada de la medicación antidiabética. También se cualifico el riesgo de la apnea del sueño que se redujo en un 22%-27%, de la hipertensión en un 18% -25%, y de la dislipidemia (niveles inusualmente altos de colesterol y otras grasas en la sangre) en un 20-22%. Así se presento en el Congreso Europeo e Internacional sobre Obesidad (ECOICO 2020) en el estudio realizado sobre la obesidad y la cuantificación de los beneficios de la pérdida de peso.

    Cuando ya se sufren, la pérdida de peso mantenida puede mejorar y en algún caso solucionar estas enfermedades cuando las presentan con una evolución corta. La enfermedad que más comúnmente se asocia a la obesidad y mejora con la pérdida de peso es la diabetes mellitus tipo 2, hay otras enfermedades como la hipertensión arterial, al artropatia por sobrecarga, la colesterolemia o trigliceridemia o la apnea del sueño también son susceptibles de importantes mejoras con la pérdida de peso mantenida.

    Estos investigadores concluyeron que aquellos que perdieron peso tenían un peso significativamente menor riesgo de desarrollar diabetes tipo 2, presión arterial alta y grasas en sangre anormales.