• +34 971 213 262
  • consultas@cinib.es

    Recomendaciones dietéticas tras una gastrectomía

    Una gastrectomía es un procedimiento quirúrgico para extirpar una parte o la totalidad del estómago. La eliminación o el puenteo de un órgano tan importante para la digestión tiene múltiples consecuencias en la reintroducción de la dieta, con cambios importantes de todos los aspecto cotidianos de la ingesta alimenticia, que requiere una adaptación más o menor larga a esta nueva situación anatómica.

    Es verdad que muchos pacientes que inicialmente tienen limitaciones importante en la ingesta a medio y largo plazo retoman sus hábitos dietéticos normales. Esta situación es más habitual cuando la gastrectomía no es completa y con el tiempo la parte próxima del estómago se dilata permitiendo un aumento de alimentos en una sola toma.
    Entre las recomendaciones iniciales para la vuelta a la alimentación tras el alta hospitalaria incluimos:
    1.- Masticar bien, comer lentamente, con calma y a las mismas horas, descansando después sin adoptar posición horizontal.
    2.- No tomar sopas en grandes cantidades, si consomés de carne o pescado.
    3.- Durante los primeros meses suprimir las verduras crudas (ensaladas, tomates, rábanos, zanahorias) y las vinagretas.
    4.- La fruta se tomará preferentemente cocida, en zumo o cruda pero muy madura (melocotón, fresas, plátanos, clementinas, albaricoques, peras) no comer la pulpa de la naranja, sólo el zumo.
    5.- Las verduras permitidas son escarola cocida, lechugas cocidas y picadas, espinacas, zanahorias, el corazón de la alcachofa y no las hojas, judías verdes, calabacines. Se tomarán muy tiernas, picadas o pasadas por el pasapurés. Evitar la col, la coliflor, y las coles de bruselas.
    6.- El pescado ha de ser hervido o al horno y no frito y evitar los pescados grasos y en conserva.
    7.- La carne se tomará a la plancha, asada o hervida. No comer carne de cerdo frita ni embutidos (excepto jamón magro). La carne de ternera por su consistencia provoca un bolo alimenticio difícil de digerir durante los primeros meses tras la intervención. Para evitar la imputación de un trozo de carne insuficientemente masticado, se recomienda la preparación en presentación hamburguesa.
    8.- Los quesos están autorizados según tolerancias personales.
    9.- Los huevos se tomarán pasados por agua, escalfados, duros, al plato o revueltos.
    10.- Se puede reemplazar el pan por los biscotes, preferentemente seco o tostado o por colines.
    11.- Bebidas autorizadas: agua corriente, agua mineral sin gas, zumos de fruta, té, café ligero, tisanas. Se recomienda evitar las bebidas gaseosas.
    12.- Grasas: tomar la mantequilla y el aceite crudos, los fritos están prohibidos.
    13.- Evitar los alimentos concentrados en azúcar (azúcar, miel, mermeladas) sobre todo en ayunas. No se tomarán zumos de fruta en ayunas.

    ¿Que micronutrientes estan afectados?
    Después de la gastrectomía la vitamina B12 ingerida en la dieta no se absorbe. Los mecanismos implicados son múltiples: deficiencia del factor intrínseco, aumento del pH gástrico y sobrecrecimiento bacteriano. Los grandes depósitos de esta vitamina en el hígado evitan el desarrollo de manifestaciones clínicas de su deficiencia a corto plazo. Se recomienda suplementaria intramuscular después de la gastrectomía.

    La incidencia de la deficiencia del hierro se produce como consecuencia de la falta de ácido clorhídrico y la exclusión duodenal que facilita su absorción y que puede prevenirse con multivitamínicos.

    El ácido fólico, o vitamina B9 se absorbe a través de todo el intestino delgado. La deficiencia de vitamina B12 puede conducir a la deficiencia de folato, debido a que esta se necesita para convertir el folato en su forma activa. La deficiencia se manifiesta por anemia macrocítica, leucopenia, trombocitopenia, glositis, etc…

    Finalmente, después de una gastrectomía se ha descrito un aumento del riesgo de fracturas relacionado con la deficiencia de vitamina D y que da lugar a un hiperparatiroidismo secundario que a largo plazo, se relaciona con la osteoporosis. Com en otras carencias, len a osteoporosis se ven implicados otros factores considerándose multifactorial. Los pacientes tienen una ingesta reducida por la eliminación del órgano asociada con mucha frecuencia a una intolerancia a productos lácteos y/o una malabsorción de calcio debido a la exclusión duodenal y a un descenso de la acidez gástrica.

    Y ¿Que pasa con el alcohol?
    Como ya comentamos en un artículo previo en nuestro blog de cinib El efecto del alcohol se triplica si tienes una cirugía, la ingesta de alcohol tras la gastrectomía esta desaconsejada.