• +34 971 213 262
  • consultas@cinib.es

    obesidad blog intro

    Bienvenid@ al blog del Centro Integral de Nutrición Islas Baleares sobre cirugía de la obesidad.

    Un espacio donde te explicamos de manera didáctica en qué consisten los tratamientos de la obesidad actuales, te ofrecemos recomendaciones a seguir antes y después de someterse a una intervención quirúrgica y resolvemos tus dudas de la mano de nuestros especialistas en Obesidad.


     

    Tengo estreñimiento ¿Qué debo hacer?

    Muchas personas después de una gastrectomía vertical o manga gástrica presenta estreñimiento. Cuando este hábito intestinal aparece en relación a este procedimiento y, no hay antecedentes previos, hablaremos de un estreñimiento ocasional.

    No evacuar al menos tres veces a la semana puede ser síntoma de estreñimiento ocasional. Sus síntomas frecuentes son:
    * Defecaciones difíciles o dolorosas
    * Dificultad para ir al baño
    * Exceso de gases o flatulencias
    * Hinchazón
    Las causas que explican este síntoma son varias: Un cambio de hábitos alimenticios con disminución de la ingesta, medicamentos narcóticos contra el dolor disminuyen el ritmo del proceso de digestión de su cuerpo y una disminución de sus actividades diarias que hace que sea más lenta la digestión de los alimentos.
    ¿Qué hacer si presentamos estreñimiento después de una cirugía?
    Si no hay antecedentes de estreñimiento previo, es cuestión de tiempo que el hábito intestinal se vuelva a regular.
    Es fundamental revisar el tratamiento que cada persona esta tomando. Es posible que algunos de ellos provoque estreñimiento. Se deberá valorar su retirada o cambio por otro fármaco alternativo.
    Para regular el hábito es recomendable tomar las comidas, especialmente el desayuno, a la misma hora cada día. Esto ayuda a que sus intestinos vuelvan a un horario regular.
    Si siente deseos, trate de ir al baño. No hay que limitarse a sentarse en el inodoro durante mucho tiempo y esterar. Puede favorecerse la aparición de hemorroides u otros problemas inflamatorios como fisuras, etc. Es conveniente esperar hasta tener la necesidad de evacuar y, entonces, sentarse en el inodoro.
    El sedentarismo afecta de manera negativa a la hora de ir al baño. Esta es una de las razones por las que fomentamos la actividad física inmediatamente después de la cirugía.
    En las primeras semanas tras la cirugía es importante una hidratación adecuada, ingiriendo líquidos sin azucares como el agua o los jugos naturales como el de ciruelas. Si no hay una contraindicación específica para tomar café o café descafeinado, se puede tomar en el desayuno. El café estimula la evacuación.
    En las siguientes semanas, durante la progresión dietética, se aumentará el número de alimentos disponibles para incorporar a la dieta. Debemos tener en cuenta para nuestra correcta recuperación, aumentar el consumo de alimentos ricos en fibra, como las frutas y verduras. Verduras como pimientos, brócoli, espárragos, calabacines y verduras de hoja verde, además de tener una buena cantidad de fibra, vitaminas y minerales, cuentan con un alto contenido de agua.
    Otros alimentos con alto contenido de fibra, aprobados por mangas, son los frijoles, las lentejas, la quinoa y la avena.
    Los probióticos que aporta el yogurt puede ser de ayuda.
    Si no controlamos el estreñimiento, habrá que acudir a laxantes. Utilizamos los siguientes:
    1. Debido a las causas que hemos mencionado somos partidarios de tratar este estreñimiento ocasional con Micralax®, un microenema que actúa rápidamente de forma local en el recto, de modo predecible y eficaz. Este microenema debe pautarse para evitar la formación de bolos fecales muy compactos.
    2. El primer nivel de laxante tras la cirugía es el Hodernal. Está indicado en el alivio sintomático del estreñimiento ocasional en adultos. Actúa recubriendo las heces de una capa que hace que permanezcan blandas y lubricadas, facilitándose así  su tránsito por el intestino y su posterior evacuación.
    3. El Plantaben es el siguiente nivel de laxante que incorporamos en caso de necesidad en las fases de progresión de los alimento. Pertenece al grupo de medicamentos formadores de volumen, las cutículas de las semillas de la Plantago Ovata tienen una gran capacidad de retener líquido aumentando el volumen de la masa fecal y dándole una consistencia adecuada para regular el tránsito intestinal.