• +34 971 213 262
  • consultas@cinib.es

    ¿La artrosis esta ligada a la obesidad?

    En los pacientes con sobrepeso supongo que ha odio en más de una ocasión "me duelen mucho las rodillas", "no me pueden poner una prótesis hasta que pierda peso". Por tanto, la respuesta a nuestra pregunta es afirmativa. La artrosis entre los factores más destacados con los que se relaciona esta la obesidad.

    La artrosis es la enfermedad músculo esquelética más frecuente en España, afectando a un 40% de las personas de más de 60 años, y una de las mayores causas de discapacidad. Conjuntamente con la edad, el exceso de peso es el factor más claramente implicado en el mecanismo fisiopatológico de la artrosis. Un sobrepeso del 20% multiplica por 10 el riesgo de sufrir artrosis en la rodilla, siendo la prevalencia de obesidad en la población española con artrosis de rodilla del 38% en mujeres y del 28% en hombres.

    La osteoartritis está asociada, además de a la edad, a otros múltiples factores de riesgo, entre los más importantes estan el traumatismo articular, la alteración de la biomecánica y la obesidad. Este último es uno de los factores más notables para el inicio y la progresión de la osteoartritis, y aunque esta asociación se da principalmente en osteoartritis de rodillas, existen estudios que han demostrado una asociación positiva de la obesidad con procesos inflamatorios de otras articulaciones que no soportan peso, tales como de las manos, las muñecas y los hombros.

    La osteoartritis es una inflamación que afecta a la membrana sinovial que ocasiona una constante erosión del hueso y del cartílago. Las capas superficiales de la articulación, a través de sus mecanorreceptores, responden a la carga directa biomecánica provocando la degradación del cartílago articular. La sinovitis que aparece tanto en las etapas tempranas como en las tardías, se asocia con el daño del cartílago articular. En respuesta a ésta lesión del cartílago, se activa un proceso inflamatorio con la consiguiente osteoartritis y posterior artrosis de generativa.

    
Independientemente de que el efecto mecánico mencionado sobre las articulaciones de carga contribuya al desarrollo de la osteoartritis, estudios recientes han demostrado que existen también factores metabólicos asociados con la obesidad. La gran mayoría de los artículos reportan un papel catabólico de la leptina a nivel del cartílago articular. Un estuudio experimental con ratones deficientes de leptina o de receptores de leptina, la obesidad extrema no incrementa la incidencia de osteoartritis de rodilla, lo que sugiere que el factor mecácino por sí misma no es el único un factor de riesgo para la degeneración del cartílago. En estudios clínicos se ha observado que la disminución de peso disminuye los niveles de leptina sérica en personas con osteoartritis y esta disminución está relacionada con mejoría de la función física y síntomas de pacientes con osteoartritis.

    Una disminución de 10% del peso corporal da como resultado una reducción substancial del dolor y una mejoría en la funcionalidad. Un estudio de Riddle y Stratford (2013) reportó que las personas que pierden ± 10% de su peso corporal durante un periodo aproximado de tres años, tuvieron una disminución significativa del dolor y una mejoría en su estado funcional en contraste con aquellas personas que ganaron ≥ 10% de su peso corporal basal, las cuales, además presentaron un empeoramiento en el dolor y la función. Otro grupo evaluó los cambios del peso corporal y su asociación con los síntomas de las rodillas durante dos años en 250 individuos sin enfermedad musculoesquelética importante. Aquellas personas que ganaron ≥ 5% de su peso corporal basal, presentaron o incrementaron el dolor y la rigidez articular, y disminuyeron la función de las rodillas, particularmente aquellos que eran obesos desde el inicio, demostrando que se debe prevenir el aumento del peso corporal, especialmente en aquellos con obesidad existente, ya que esta medida puede aliviar el dolor de rodillas de forma significativa. En un estudio en el que se efectuó resonancia magnética en pacientes con osteoartritis preclínica, esto es, sin dolor y sin cambios radiográficos se demostró que los sujetos con sobrepeso y obesidad tenían cambios más severos de degeneración del cartílago articular y mayor progresión de las lesiones del cartílago durante el seguimiento a 36 meses.

    Según la SEEDO, las estrategias para reducir peso en el caso concreto de artrosis de rodilla podrían incluso reducir la cirugía de prótesis en un 31%.

    Fuente: