• +34 971 213 262
  • consultas@cinib.es

    + Esperanza de vida

    La cirugía para la obesidad permite una mayor esperanza de vida al reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares o cerebrovasculares, mejora la calidad de vida y la autoestima al mejorar su imagen corporal.

    Obesidad severa y obesidad mórbida

    No hace falta llegar a situaciones extremas para pensar en la cirugía de la obesidad. Hablamos de obesidad severa entre 35 y 39,9 kg/m2 y de obesidad mórbida cuando existe un peso de más de 50 kilos por encima del peso ideal de la persona o cuando existe un IMC superior a 40 kg/m2. El exceso de peso y el exceso de grasa es una enfermedad crónica que requiere tratamiento. Los tratamientos médicos y las dietas a largo plazo no consiguen las pérdidas de peso adecuadas. El exceso de peso mantenido a lo largo del tiempo se asocia a enfermedades como la diabetes, la hipertensión, la apnea de sueño, complicaciones cardiovasculares, e incluso se relaciona con algunos tipos de cáncer y problemas articulares, nuestra pregunta es ¿hay que esperar a estar enfermo?, podemos mejorar la calidad de vida y hacerla mucho más fácil

    Puedo cambiar mi obesidad ¿Porqué operarse?

    Después de múltiples dietas y fracasos, ahora debenos en cuenta a la cirugía ya que el único tratamiento que consigue una pérdida de peso mantenida y significativa en pacientes con obesidad severa y mórbida. Tras la cirugía se consiguen pérdidas de peso tan importantes que permiten la resolución de las enfermedades que se asocian al exceso de grasa: la diabetes mellitus tipo 2 con cese o disminución de los tratamientos, la apnea del sueño dejando de usar la CPAP, las articulaciones mejoran y no provocan dolor. La cirugía permite una mayor supervivencia de vida al reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares o cerebrovasculares, mejoran la calidad de vida, y la autoestima, al mejorar su imagen corporal.
    Técnicas bariátricas por laparoscopia
    Siempre por laparoscopia y sin riesgo de reconversión a cirugia abierta. El indicar una u otra técnica depende de las características del paciente. El cirujano recomendará al paciente una técnica concreta teniendo en cuenta el IMC, los hábitos alimenticios y las enfermedades asociadas que podrán mejorarse.
    Seguridad garantizada
    La cirugía de la obesidad es la más segura de todas las cirugías. Apoyamos esta afirmación en el uso de la laparoscopia, la innovación tecnológica con más de 20 años de experiencia. Es una de las cirugía que presenta menos complicaciones. Todas las recomendaciones y prescrpciones que se realizan desde que se fija la fecha de la intervención, van en el sentido de prevenir las complicaciones, permitiendo obtener los resultados esperados y los objetivos fijados en la consulta
    Recuperación más rápida
    Estas mínimas heridas, permiten buenos resultados estéticos. Hacen que el dolor relacionado con la cirugía tradicional haya desaparecido. Existe una recuperación más rápida, permitiendo una movilización temprana y un inicio de la dieta precoz. El alta hospitalaria es entre las 48 y 72 horas. Consiguiendo una reincorporación rápida a sus actividades habituales y tambien a las laborales.