• +34 971 213 262
  • consultas@cinib.es

    Modificar los hábitos de vida tras la cirugía bariátrica reduce el peso entre un 20 y 40%

    La Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición recomienda hacer dieta y ejercicio para perder peso tras la cirugía bariátrica.

    Sara Domingo Serrano - La Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN), ha realizado cuatro documentos con recomendaciones alimentarias y de actividad física para pacientes operados de cirugía bariátrica. El éxito de esta intervención es alto. Modificando los hábitos de vida y siguiendo una dieta adecuada y suplementación nutricional se puede conseguir una reducción entre el 20 y el 40 por ciento del peso corporal inicial.

    Desde la SEEN recuerdan que este tipo de intervención no son operaciones de estética, sino “un procedimiento encaminado a prevenir o mejorar las complicaciones médicas que pueda ocasionar la obesidad del paciente, a través de una pérdida de peso suficiente”.

    Recomendaciones generales
    La Sociedad recomienda evitar alimentos grasos, los dulces, las bebidas con gas, los refrescos azucarados, los zumos y el alcohol; y aconseja la ingesta de proteínas a través de pescado y blanco y carnes blancas. En cuanto a las formas de elaborar los alimentos aconseja hacerlos hervidos, al vapor, al microondas, al horno y en papillote, controlando la cantidad de aceite, y evitando frituras, rebozados, empanados y guisos.

    Segimiento médico
    Además, es recomendable registrar todo lo que se come para poder hacer un seguimiento médico y para que el propio paciente sea consciente de todo lo que ingiere.

    Después de este tipo de operaciones es frecuente que se produzca una carencia de proteínas, vitaminas y minerales, por lo que es fundamental el control del especialista y la suplementación de por vida del paciente para evitar complicaciones.

    Alimentación
    En cuanto a la alimentación tras la cirugía, se hará de forma paulatina comenzando con una dieta líquida que pasará después a puré y dieta blanda hasta llegar a la alimentación normal. Este proceso se hará individualizado dependiendo del tipo de intervención y la tolerancia del paciente.

    El ejercicio también es imprescindible para conseguir la reducción de peso deseada y se hará de forma progresiva en frecuencia e intensidad.

    Desde las áreas de Nutrición y Obesidad de la Sociedad, se ha elaborado un documento para cada tipo de intervención quirúrgica: Cirugía de la obesidad, By-Pass Gástrico, Cruce Duodenal, y Gastrectomía Tubular.

    FUENTE: DIARIO MÉDICO